El Bloc de Joan Josep Nuet

16 març 2018
by Nuet
Comentaris tancats a Interpelación sobre pensiones que hice en el Senado al Ministro de Trabajo del Gobierno Zapatero, Celestino Corbacho en 2009, un poco desfasada pero actual en muchas cuestiones de fondo, la recupero

Interpelación sobre pensiones que hice en el Senado al Ministro de Trabajo del Gobierno Zapatero, Celestino Corbacho en 2009, un poco desfasada pero actual en muchas cuestiones de fondo, la recupero

DE D. JOAN JOSEP NUET I PUJALS, DEL GRUPO PARLAMENTARIO ENTESA CATALANA DE PROGRÉS, SOBRE EL FUTURO DEL SISTEMA PÚBLICO DE PENSIONES EN ESPAÑA Y SU NECESARIA ACTUALIZACIÓN PARA GARANTIZAR UNA JUBILACIÓN DIGNA COMO BASE DE UN ESTADO DE PROTECCIÓN SOCIAL Y DE BIENESTAR (Número de expediente 670/000054).
El señor VICEPRESIDENTE (Molas i Batllori): Interpelación de don Joan Josep Nuet, sobre el futuro del sistema público de pensiones en España. Tiene la palabra el senador Nuet.
El señor NUET I PUJALS: Moltes gràcies, president. Bona tarda, ministro. Esta es la segunda vez que interpelo a su ministerio, señor ministro, ya que anteriormente lo hice con el ministro Caldera, en aquella ocasión sobre la siniestralidad laboral en nuestro país, y ahora pretendo hacerlo sobre el sistema público de pensiones en España. Sin duda estará usted de acuerdo conmigo, no lo dudo, en que el sistema público de pensiones en nuestro país constituye uno de los ejes fundamentales del sistema de protección social del que disfrutan nuestros ciudadanos y hemos asistido en el pasado mes de abril a un debate público en los medios de comunicación sobre si ese sistema tenía o no capacidad en las próximas décadas para mantener y aumentar la financiación de las pensiones en España. El presidente del Banco de España, señor Miguel Ángel Fernández Ordóñez, intervenía en ese debate en diversos foros y en diversas ocasiones expresando opiniones según las cuales en la reforma de las pensiones, que era necesaria, decía, se debería contemplar un retraso de la edad de jubilación para garantizar su sostenibilidad. También es cierto que pudimos escuchar y leer informes con opiniones parecidas desde diversas instituciones europeas, como el comisario de Economía de la Comisión, el señor Joaquín Almunia, que expresaban opiniones parecidas, pero también a círculos financieros y económicos de nuestro país, así como opiniones de la derecha política española, que abrazaban propuestas en el debate de las pensiones, diciendo que la salida a la crisis actual podía estar vinculada en uno de sus aspectos a la reducción de las aportaciones a la Seguridad Social como una forma, se decía, de relanzar la economía. Paradójicamente, ministro, aquellos que han lanzado augurios catastrofistas sobre el futuro de las pensiones en España ante la reducción del superávit de la Seguridad Social, realizan ahora propuestas económicas tendentes a incrementar ese déficit, reduciendo aportaciones, dicen, a esa Seguridad Social. Por tanto, es un elemento contradictorio entre lo que se dice y lo que se pretende conseguir con la propuesta. Pero tenemos otras fuentes, otros medios que opinan —por ejemplo, según fuentes de dos estudios recientes que se han presentado en Zaragoza por parte del sindicato Comisiones Obreras— que el futuro de las pensiones en España está asegurado durante al menos los próximos treinta años, lo que permitiría abrir, según este sindicato, nuevas vías de apoyo a las pensiones más bajas, que deben ser actualizadas y también potenciar planes de atención específica. César Sánchez, uno de los economistas de referencia en Comisiones Obreras sobre el tema de las pensiones, ha afirmado recientemente que las alarmas sobre el envejecimiento de la población son interesadas, al no tener en cuenta el crecimiento de la economía previsto en el futuro y el empleo durante las próximas décadas. Nuestra renta se habrá más que duplicado en los próximos treinta años y será una opción política el cómo y el cuándo debemos destinar a las pensiones. Por tanto, creo que ahí se ha puesto el dedo en la llaga. Hay que tomar decisiones políticas y el debate sobre las pensiones no es un debate técnico, es un debate profundamente político, solo que algunas opiniones políticas se esconden detrás de planteamientos técnicos y cuando rascamos un poquito esos planteamientos técnicos vemos que son inconsistentes y, por consiguiente, lo que queremos es abordar a cara descubierta cuál es el debate político de fondo que algunos pretenden enmascarar.
Igual que algunos informes del sindicato, muchos seguimos, con vehemencia a veces, los informes y artículos del profesor Vicenç Navarro, que sobre las pensiones también ha dicho muchas cosas. El profesor Navarro, en muchos artículos —algunos muy conocidos—, ha desmontado buena parte de las teorías alarmistas, especialmente en lo que respecta a la edad de jubilación y al porcentaje del PIB futuro que podremos invertir en pensiones. Por ejemplo, un dato muy sencillo: hace cincuenta años gastábamos en España en pensiones el 3% del PIB, mientras que actualmente, en el año 2007, el último dato, hemos gastado el 8,5% del PIB. ¿Por qué hemos podido doblar ese gasto en pensiones? Porque la productividad, y por tanto la riqueza en nuestro país, ha aumentado durante ese período. Si hoy siguiésemos manteniendo los niveles de productividad de hace cincuenta años, no podríamos gastar el 8,5% del PIB español en pensiones, pero podemos hacerlo porque el país ha cambiado, y ha cambiado para mejor, no para peor. Por tanto, ¿qué ocurrirá dentro de veinte, treinta o cuarenta años? La España del futuro, sin duda, debe ser mejor que la España actual. Nadie debe pensar que iremos hacia atrás como los cangrejos. Por tanto, si se calcula un incremento de la productividad del 1,5% anual, que es un dato conservador y que maneja, por ejemplo, el Banco de España, perfectamente dentro de treinta o cuarenta años podremos gastar el doble del PIB actual en pensiones y, en consecuencia, el sistema puede estar perfectamente garantizado. El profesor Navarro, por ejemplo, advierte —y eso sí lo quiero señalar— de la peligrosidad del sistema de las prejubilaciones para resolver algunos problemas en las empresas. Esa es una carga para el sistema público de pensiones y, en general, una carga para el conjunto del país, porque esos prejubilados, que cobrarán menos, también pagarán menos impuestos y, por tanto, contribuirán menos a la riqueza del conjunto del país, por lo que es importante señalar esa alarma.
¿Qué le pedimos al Gobierno y al ministro de Trabajo en concreto?
Es importante que el Gobierno de España transmita un mensaje de confianza y seguridad a los ciudadanos, especialmente a los casi ocho millones de pensionistas, y también que sigamos reconociendo el valor, que se irá actualizando, de lo que conforma lo que hemos venido en llamar el Pacto de Toledo y sus distintas resoluciones y documentos. En los últimos cuatro años el número de afiliados a la Seguridad Social ha aumentado en 2,3 millones de personas, hasta los 18 millones en abril del 2009, y la Seguridad Social cerró el ejercicio pasado con más de 14 000 millones de superávit, el 1,31% del PIB español. El 15 de febrero de 1994, un momento también de crisis económica en este país y de debate sobre el futuro de las pensiones, por lo tanto un momento parecido al actual, el Congreso de los Diputados aprobó la proposición no de ley por la que se creaba una ponencia en el seno de la Comisión de Presupuestos con la finalidad de analizar los problemas estructurales del sistema de Seguridad Social y señalar las principales reformas que deberían acometerse en un futuro para garantizar su viabilidad. La Comisión de Presupuestos alcanzó, un año después, un acuerdo sobre el informe emitido por la ponencia, denominado Pacto de Toledo por el lugar donde fue elaborado, que fue ratificado más tarde por el Pleno del Congreso.
El Pacto significó un firme compromiso de todos los grupos parlamentarios con el sistema público de pensiones de la Seguridad Social. El texto aprobado hace quince recomendaciones que pensamos que siguen siendo válidas, aunque por supuesto que deben actualizarse. Son quince recomendaciones con el objetivo de reducir de forma gradual las cargas sociales, la separación y clarificación de las fuentes de financiación de forma que las prestaciones contributivas se hicieran vía cotizaciones y el resto por impuestos, la edad de jubilación, el mantenimiento del poder adquisitivo de las pensiones, la constitución de reservas para períodos de baja de ingresos o la financiación, simplificación e integración de los regímenes especiales. Estas son algunas de las recomendaciones que muy brevemente puedo señalar.
El impacto de la crisis actual, señor ministro, no debe conllevar en ningún caso repescar viejas teorías neoliberales presentadas ahora desde el pesimismo para abordar el delicado debate de la sostenibilidad del sistema público de pensiones en nuestro país. Por supuesto que mediante los mecanismos parlamentarios y los del diálogo social se deben seguir proponiendo reformas que mejoren el actual sistema público, ampliando, si son necesarios, los ámbitos de opinión a instancias profesionales y académicas, pero centrando el protagonismo en los agentes sociales. Es posible que el debate interesado del pasado mes de abril sobre que las pensiones en España han entrado en crisis y hay que repensar el modelo tenga también que ver con la realidad de que el sistema privado de pensiones en España no supera el 8% del producto interior bruto y mantiene dificultades de expansión en el sector financiero.
Sin duda, anunciar la crisis del sistema público espolea las expectativas de negocio del sector privado —aquí está el meollo de la cuestión—, y por ello el Gobierno debe convertirse en el principal defensor de ese sistema frente a las teorías especulativas que interesadamente quieren cambiar el rumbo. El debate es que si alguien quiere abrir el melón de la paulatina sustitución del sistema público de pensiones, basado en aportaciones de empresarios y trabajadores, por un sistema con un gran papel de las pensiones privadas para aquellos que puedan pagarlo, que lo diga. Estamos dispuestos a entrar en ese debate, a que se produzca. Sabemos que el sistema de pensiones es precisamente en España el sistema público de protección que goza de mayor apoyo por parte de la inmensa mayoría de los españoles y las españolas, incluso por delante de otros sistemas públicos, como el educativo o el sanitario. Estamos, pues, con la mayoría de la población española, afianzando y reforzando el sistema público de pensiones en nuestro país. Pero, como decía antes, no hagamos falsos debates, hagamos el verdadero, el que es fundamental en este tema: si el sistema público es el sistema central y el que garantiza que las pensiones son un derecho de nuestro país y, por tanto, no deben ser un negocio.
Señor ministro, hay que proyectar de forma positiva en el presente y en el futuro debates como el papel de los trabajadores extranjeros, que han contribuido también en los últimos años al sistema público de pensiones. Y el de las mujeres. Usted sabe que si la mujer española tuviera el mismo nivel de participación en el ámbito laboral que, por ejemplo, las mujeres suecas, tendríamos tres millones más de altas en la Seguridad Social en nuestro país. Y sabemos que ese debate está vinculado, por ejemplo, a la educación infantil de 0 a 3 o a la Ley de dependencia. Es decir, lo que invertimos públicamente en la Ley de dependencia o en la escolarización de 0 a 3 años lo encontramos en su mayoría en mujeres que acceden al sistema de trabajo, que cotizan, que pagan impuestos. En definitiva, lo que hemos invertido por un lado lo vamos a recuperar por otro. Y a eso se le llama ampliar la cohesión social en nuestro país.
Hay que abordar —y acabo ya— de forma más decidida la reducción de un déficit histórico de la cuantía de las pensiones mínimas. Sabemos que en esta legislatura se ha hecho un esfuerzo, pero hay que seguir haciéndolo, y posiblemente habrá que incrementarlo porque estamos excesivamente lejos de las medias de los países de la Unión Europea de los Quince. Hay que proponer más que asustar. En el fondo siempre estamos hablando de lo mismo —nosotros al menos lo hacemos—: de reforzar y aumentar la capacidad del sistema público de pensiones en nuestro país pensando en el futuro y actuando en el presente. Muchas gracias, señor presidente. Gracias, señor ministro. (Aplausos.)
El señor VICEPRESIDENTE (Molas i Batllori): Moltes gràcies, senyor senador.
Tiene la palabra el señor ministro de Trabajo e Inmigración para contestar la interpelación. — El señor MINISTRO DE TRABAJO E INMIGRACIÓN (Corbacho Chaves):
Gràcies, senyor president. Moltes gràcies també, senyor senador, per la seva interpel·lació, que seguidament pas a respondre. El sistema público de Seguridad Social es uno de los pilares de nuestro Estado de bienestar y, como tal, una institución de máxima relevancia para los ciudadanos. Por ello, quiero destacar su interpelación en un doble sentido. Primero, por el tono de su intervención, que agradezco. Creo que, más allá de algunos matices sobre aspectos puntuales, compartimos el compromiso básico de reforzar las pensiones de nuestros mayores y mejorar con ello la cohesión social de nuestro país. En segundo lugar, quiero agradecerle también la oportunidad que me ofrece de dirigirme a esta Cámara para reiterar un mensaje de tranquilidad a los ciudadanos, especialmente a los pensionistas, que ya transmití a sus señorías el pasado mes de febrero con ocasión de otra interpelación formulada por el Grupo Popular. Es un mensaje que se resume en que la Seguridad Social no está en crisis o, lo que es lo mismo, que las pensiones están plenamente garantizadas. Es evidente que la crisis económica y la consiguiente caída de la afiliación a la Seguridad Social han tenido una incidencia negativa en los ingresos por cotizaciones sociales. Pero eso no significa que el equilibrio del sistema esté amenazado. Por varias razones. Por un lado, no debe olvidarse que la situación financiera de la Seguridad Social antes del estallido de la crisis económica global era muy buena, como lo acredita que el ejercicio de 2008 cerrara con más de 14 000 millones de euros de superávit, un 1,3% del producto interior bruto, y con más de 57 000 millones de euros en el fondo de reserva. Estas son unas cifras que han permitido amortiguar, sin duda, los efectos negativos producidos por la caída de la actividad y el incremento del desempleo. Por otro lado, la defensa del equilibrio financiero del sistema de pensiones se basa en datos objetivos que ponen de manifiesto que, pese a la gravedad de la crisis económica, la salud financiera de la Seguridad Social en la actualidad sigue siendo buena. Para comenzar, los datos de afiliación a la Seguridad Social, hechos públicos el pasado día 2, reflejan un crecimiento del número de afiliados de casi 70 000. Lo relevante no es solo que se trate del primer aumento mensual desde julio del año pasado o que el incremento sea superior al registrado hace un año o que en un único mes la Seguridad Social haya recuperado prácticamente las caídas de afiliación de los tres meses precedentes, sino que junto a estos datos, sin duda positivos, a efectos del equilibrio financiero del sistema a largo plazo es igualmente relevante la consolidación de un número importante de afiliados que cotizan para el sostenimiento del sistema. En este sentido, el fuerte incremento de la afiliación en los últimos años hace que, incluso, en un momento álgido de la crisis, el número de afiliados a la Seguridad Social se sitúe, como usted ya ha referenciado, en más de 18 millones. Otros datos positivos que reflejan la fortaleza del sistema se refieren de forma específica a indicadores de la situación financiera de la Seguridad Social acreditando que sus cuentas están saneadas. Así, hoy día la Seguridad Social no tiene ningún crédito pendiente gracias al esfuerzo de amortización realizado durante la pasada legislatura. Además, el fondo de reserva, al que he hecho referencia antes y situaba en 57 000 millones, roza ya los 58 600 millones de euros, una cifra histórica que equivale al 5,35% del producto interior bruto. Igualmente hay que destacar que, a pesar de la crisis económica, la morosidad sigue situada por debajo del 2%, un dato bajo si lo comparamos con las tasas de morosidad en el sector financiero. Por último, quizás el dato que mejor refleje la buena salud financiera de la Seguridad Social sea la previsión de que el ejercicio de 2009 se cierre un año más con superávit, un superávit que, como tuve ocasión de manifestar en la Comisión del Pacto de Toledo hace pocas semanas, la Intervención de la Seguridad Social lo cuantifica para este año en el 0,5% del producto interior bruto y que en el peor de los casos se situaría en un 0,3 o 0,4%, es decir, entre 3000 y 4000 millones de euros. Por tanto, se trata de un resultado muy positivo en las actuales circunstancias, razón por la que todos debemos sentirnos satisfechos. Finalmente, el tercer bloque de datos también refleja la fortaleza de la Seguridad Social ante la crisis económica. En este caso tiene que ver con aspectos relacionados con el gasto en prestaciones. Así, quiero resaltar que la difícil situación en el mercado de trabajo no ha afectado al número de pensionistas. El número de altas se ha estabilizado y, lo que es más importante, se mantiene el progresivo retraso de la edad de jubilación. Gracias especialmente a la reducción del número de jubilaciones anticipadas, actualmente la edad media de jubilación está situada en sesenta y tres años y diez meses. Por otra parte, quiero destacar también que la reducción del gasto en las prestaciones de incapacidad temporal, los avances en materia de siniestralidad laboral, y la mayor eficacia en los controles provocan que, frente a un crecimiento del 15% en el año 2004, el gasto esté hoy disminuyendo. Por todo ello, señoría, creo que es indiscutible la solidez de nuestro sistema público de Seguridad Social y su fortaleza para hacer frente a las dificultades económicas que atraviesa hoy nuestro país. Pero es muy importante no caer en la autocomplacencia y seguir trabajando para reforzar la sostenibilidad y la mejora de nuestro sistema de pensiones. En este sentido, el sistema de Seguridad Social se enfrenta a grandes retos de futuro que nos exigen, como responsables políticos, una respuesta satisfactoria. Para ello, como ha dicho usted, señoría, disponemos de un instrumento de gran valor, que es el Pacto de Toledo, vigente desde el año 1995. Visto desde una cierta perspectiva, el Pacto de Toledo es la clave del éxito de la Seguridad Social; en los últimos años ha permitido trabajar de forma consensuada, avanzar en reformas, y seguir trabajando para el futuro. Señoría, ha introducido usted algunas consideraciones sobre las que quisiera pronunciarme. Primera afirmación. — 1988 — SENADO-PLENO 9 DE JUNIO DE 2009 NÚM. 43 El futuro de las pensiones está plenamente garantizado y, por tanto, hay que rechazar de plano cualquier afirmación que venga a generar dudas sobre el sistema de pensiones a corto y medio plazo; venga de donde venga y lo diga quien lo diga. Esto no ofrece la menor duda, porque así lo acreditan y lo avalan las cifras de la Seguridad Social. Dicho esto, dejando clara esta afirmación, es evidente que vivimos en una sociedad que, si los pronósticos se cumplen, y se cumplirán, demográficamente cambiará. Y en el año 2030 habrá una sociedad más envejecida que la que tenemos actualmente; y el peso de las pensiones, al que ha hecho usted referencia, del 8 o el 8,5%, será superior. Por tanto, a partir de ahí deberemos reflexionar, pero —repito— con esa perspectiva temporal. Y sobre ese particular quiero hacer un comentario.
Me parece absolutamente contradictorio que desde algún lugar se diga que hay que prolongar la vida laboral, y que en algunos sectores en que se pide eso, a la vez se anticipen cada vez más las jubilaciones anticipadas. ¿Por qué no nos ponemos de acuerdo primero? ¿No parece más razonable entender que en una sociedad como la actual debemos combatir el hecho cultural de que cuando una persona llega a los 50 años se le aparte, y que una sociedad no puede descansar su futuro sobre las espaldas de una generación entre los 30 y los 50 años? Si nos ponemos de acuerdo en eso, esa es una cultura a combatir. ¿Quiere eso decir que hay que acabar con las jubilaciones anticipadas o las prejubilaciones? No. Pero han de ser la excepción y no la regla. Y cuando alguien, diga que la tecnología avanza de una manera muy veloz y que es algo que puede superar a una persona de 50 años, la respuesta sería la siguiente: invierta usted en formación continua y haga que la experiencia acumulada y la edad no sean inconvenientes para la asunción del conocimiento de lo que significa la nueva tecnología incorporada. Por consiguiente, no estoy de acuerdo en abrir el debate de la ampliación más allá de 65 años. Sí estoy por la defensa, y creo que deberíamos ir en esa dirección, de aproximar cada vez más la edad real a la edad legal de jubilación, a los 65 años. También me parecería razonable —por qué no—, incentivar la prolongación voluntaria en el mercado de trabajo. Es decir, incentivemos esa voluntariedad, para que una persona pueda acumular una mejor pensión, e incluso desgravemos al máximo el costo empresarial. Pero también dependerá mucho de los sectores el que una persona tenga deseos de continuidad; y me parecería enormemente injusto universalizar la obligatoriedad, puesto que no es lo mismo trabajar en un andamio que en otros sectores. Estos son conceptos que deberíamos tener en cuenta. Por consiguiente, sin negar la reforma, situémosla en el horizonte temporal que le corresponde, dejando bien claro que el presente de las pensiones, por suerte, está plenamente garantizado. Y a partir de ahí, si tenemos que empezar otro debate, diré que durante estos últimos cuatro años el Gobierno ha combinado dos cuestiones para demostrar que no era incompatible que la hucha cada vez tuviera más dinero, pasando de un fondo, que en el año 2004 era de 15 000 millones de euros, a un fondo de 58 000 millones de euros. En mi opinión, hemos hecho un esfuerzo importante. Y a la vez, todo eso se ha combinado con un crecimiento, con una mejora de las pensiones mínimas, cuya actualización no se correspondería simplemente con el IPC. Por cierto, he oído algún comentario sobre que, como el IPC a lo mejor era negativo este año, quizá habría que revisar el 2,4% de las pensiones, que era lo establecido. Pues no me parece serio que digamos a los pensionistas que cobran 700 euros que, además, les vamos a revisar el 2,4%. Puestos a revisar, revisemos otras cosas. Concluyo, señoría. Hay abierto un debate, y el diálogo social es el lugar para seguirlo. Simplemente voy a dar un dato: un punto de cuota de la Seguridad Social aproximadamente son 3000 millones de euros; por tanto, cualquier debate sobre reducción de las cuotas de la Seguridad Social no debe perder de vista un horizonte: las pensiones forman y conforman el pilar básico del Estado del bienestar, y una sociedad solidaria y que apuesta por la cohesión deberá tener presente siempre ese futuro, por delante de cualquier reforma. No se deben negar reformas, las que sean necesarias, pero, eso sí, no para poner en crisis y para que corran riesgos aquellos que lo han dado todo en la vida y que lo único que les queda ahora es la seguridad de dos pilares básicos del Estado del bienestar: la sanidad y las pensiones. Muchas gracias, señor presidente. (Aplausos en los escaños del Grupo Parlamentario Socialista.)

El señor VICEPRESIDENTE (Molas i Batllori): Muchas gracias, señor ministro. Senador Nuet, tiene la palabra.
El señor NUET I PUJALS: Muchas gracias. Señor ministro, yo me dedico a la política, primero, para ser feliz, y también para intentar hacer felices al máximo número de personas. Y hoy usted me ha hecho bastante feliz. Quiero señalar que coincido con el fondo de su intervención. Creo que su posición es adecuada, y además le pido que lidere en la sociedad española, como ministro de Trabajo y máximo responsable en este ámbito, las propuestas que hoy aquí ha expuesto. Quiero acabar con la lectura de un pequeño texto de un artículo del profesor Vicenç Navarro, que también deja muy claro que aún vivimos en una sociedad de clases y que, por tanto, eso debe tenerse en cuenta. El texto dice lo siguiente: Por otra parte, el retraso de la edad de jubilación es enormemente regresivo a nivel social, pues la salud de los ancianos y la edad en que mueren depende de su clase social. Las personas que están en la decila superior de renta en España viven diez años más que las que pertenecen a la decila inferior, y ello se debe a que el nivel de salud es mucho mejor en el primero que en el segundo grupo. Las mujeres de la limpieza del Banco de España a los 60 años tienen el mismo nivel de salud que un gobernador de tal banco tiene a los 70. De ahí que pedirles a las clases populares que trabajen 2 o 5 años más para pagar las pensiones de las personas de rentas superiores, que vivirán muchos años más, es una enorme injusticia. Repito: la política es para hacer a la gente feliz y no para cometer injusticias. Muchas gracias, señor ministro. (Aplausos.)
El señor VICEPRESIDENTE (Molas i Batllori): Muchas gracias, señor senador. Moltes gràcies. Senyor ministre, té la paraula.
El señor MINISTRO DE TRABAJO E INMIGRACIÓN (Corbacho Chaves): Gracias. Señor senador, usted no se preocupe por los que tienen las rentas altas, porque su futuro no dependerá de la pensión que al final acaben cobrando. Estos acabarán teniendo un plan de pensiones privado que habrán, lógicamente, pagado y que en algunos casos llevarán incorporado en el contrato blindado. Por lo tanto, no es ese futuro el que nos ha de preocupar. Dicho esto, y para que no se interpreten mal mis palabras, tampoco estoy diciendo que me parezcan mal los sistemas complementarios de pensiones, que cada vez se están haciendo más, incluso en convenios colectivos entre empresas y trabajadores. Me parece bien, partiendo del principio, eso sí, de que el sistema principal no ha de ser ese, sino el sistema público, porque es el que iguala y da las mismas garantías a las ciudadanas y a los ciudadanos. Señoría, no es un problema de liderazgo del ministro de Trabajo sino un profundo convencimiento del Gobierno y de la política que tiene que llevar a término, así como de los compromisos adquiridos en el programa del Partido Socialista. Por ello, puede estar usted tranquilo, porque este es un asunto muy compartido. No obstante, no tenga usted ninguna duda de una cosa, señor senador: jamás dimitiré de mis convicciones. Muchas gracias. (Aplausos en los escaños del Grupo Parlamentario Socialista.)
El señor VICEPRESIDENTE (Molas i Batllori): Muchas gracias, señor ministro.

23 febrer 2018
by Nuet
Comentaris tancats a Sobre les recents condemnes a l’Estat Espanyol contra els Drets Fonamentals, per la llibertat d’expressió i per la derogació de la Llei Mordassa

Sobre les recents condemnes a l’Estat Espanyol contra els Drets Fonamentals, per la llibertat d’expressió i per la derogació de la Llei Mordassa

En defensa de la llibertat d’expressió i per la derogació de la Llei Mordassa

Comunicat de Catalunya en Comú Podem sobre les recents condemnes a l’Estat espanyol que vulneren drets fonamentals

Davant les recents condemnes a l’Estat espanyol que fan retrocedir en drets fonamentals a tota la ciutadania, Catalunya en Comú Podem es reafirma en la defensa de la llibertat d’expressió i reclama la derogació definitiva de la Llei Mordassa.

El 2017 va ser un any d’atemptats flagrants contra les llibertats democràtiques a l’Estat espanyol, especialment la llibertat d’expressió, tal com confirma l’informe del 22 de febrer d’Amnistia Internacional: Europa, peligrosamente desproporcionado. Desenes de persones van ser processades i 20 van ser declarades culpables per “enaltiment del terrorisme” i “humiliació a las víctimes” en xarxes socials, segons l’ONG. El document recull, entre d’altres casos, el de Cassandra Vera, la tuitaire que va ser condemnada a un any de presó pels seus acudits sobre Carrero Blanco. A més a més, l’informe també detalla com periodistes i ciutadans van ser sancionats per la Llei de Seguretat Ciutadana, coneguda com a Llei Mordassa.

Aquest context absolutament regressiu en matèria de drets civils que confirmava Amnistia Internacional es feia extensiu a la limitació de protestes pacífiques, recordant les càrregues policials de l’1 d’octubre a Catalunya, així com l’excessiva i desproporcionada presó preventiva de líders de la societat civil com Jordi Cuixart i Jordi Sànchez, acusats de sedició.

El darrer episodi d’aquesta vulneració de drets humans va succeir el 20 de febrer de 2018 quan el Tribunal Suprem condemnava a tres anys i mig de presó el raper Josep Miquel Arenas Beltrán, conegut com Valtonyc, per les seves cançons crítiques amb la monarquia. Valtonyc haurà d’entrar a presó per enaltiment del terrorisme, calúmnies i injúries a la Corona per deu cançons de l’àlbum Residus d’un poeta, deu temes més de Mallorca es Ca nostra i, per últim, dues cançons més que van ser publicades a Youtube amb el títol de Marca España i El Fascismo se cura muriendo.

El mateix 20 de febrer, la jutgessa Alejandra Fontana, de Collado Villalba (Madrid), demanava la retirada del llibre Fariña, de Nacho Carretero, que aprofundia sobre el narcotràfic a Galícia. La retirada cautelar del llibre era a petició de l’exalcalde d’O Grove (Pontevedra), José Alfredo Bea Gondar, qui va demandar el gener a Carretero i l’editorial Libros del KO per una suposada vulneració del seu dret a l’honor, ja que apareixia en dues ratlles del llibre.

Així mateix, el 21 de febrer la galeria d’art ARCO instava a Santiago Sierra a retirar 24 fotografies de l’exposició que duia per títol Presos políticos en la España Contemporánea, en la que apareixien fotografies pixelades d’Oriol Junqueras, Jordi Sànchez i Cuixart, així com els joves detinguts per agressió a dos guàrdies civils a Altsasu, Navarra.

Aquesta vulneració de drets tan fonamentals tenen el seu origen en la Llei de Seguretat Ciutadana, coneguda com a Llei Mordassa, que vulnera drets tan fonamentals com el dret a la no-discriminació per ideologia política, mitjançant el Registre Central d’Infraccions per a la Seguretat Ciutadana; el dret de defensa i la presumpció d’innocència; el principi de seguretat jurídica; el dret fonamental del dret a la intimitat o la llibertat personal; el dret a la informació i a la llibertat d’expressió.

Malgrat el Congrés dels Diputats el 21 de març de 2017 va aprovar la Derogació de la Llei aprovada en solitari pel Partit Popular amb majoria absoluta el 2015, el tràmit de la seva derogació ha quedat bloquejat per la Mesa del Congrés, on PP i Ciudadanos hi tenen majoria.

Per aquests motius, Catalunya en Comú Podem reclama que es desbloquegi de manera urgent la derogació definitiva de la Llei orgànica 4/2015 de Seguretat Ciutadana, i demana l’absolució del cantant Josep Miquel Arenas Beltrán, condemnat a 3 anys i sis mesos de presó.

Així mateix, Catalunya en Comú Podem crida a participar a la “concentració per la llibertat d’expressió i l’amnistia total de les preses polítiques i encausades” que se celebrarà aquest divendres a les 18 hores a la Plaça de Catalunya.

17 febrer 2018
by Nuet
Comentaris tancats a Un dels darrers articles compartits amb Jaume Botey, conjuntament amb David Companyon “L’Estat Espanyol ha embogit”

Un dels darrers articles compartits amb Jaume Botey, conjuntament amb David Companyon “L’Estat Espanyol ha embogit”

L’Estat espanyol ha embogit

Davant del clam insistent a Catalunya pel referèndum l’Estat respon amb violència, detencions i intervenint la Generalitat, i una gravíssima violació de les garanties democràtiques d’un Estat de Dret. Són clares manifestacions de debilitat o que hagi embogit.

L’ús partidista que el PP ha fet durant tants anys de les institucions de l’estat en benefici propi, se li gira finalment en contra. Hem dit prou. En contrast, les institucions catalanes, intervingudes i humiliades, poques vegades com ara han rebut un suport tan majoritari de la població.

Volem reflexionar, a tan pocs dies del referèndum, de dos factors importants que creiem que condicionen el moment actual.

Primer, sobre el pacte de la transició.

Una negativa tan continuada de més de set anys i una reacció tan desproporcionada fa sospitar que l’objecte de conflicte va més enllà de la negativa a la celebració del Referèndum. Que estem davant l’esfondrament del que fou el pacte de la transició.

La transició, i la seva cristal•lització, la Constitució, foren el resultat d’un “pacte” en el qual els poders fàctics del franquisme –judicial, militar, polític, econòmic, financer, agrari, eclesiàstic, de seguretat, l’energètic, mitjans de comunicació etc- van acceptar un canvi en les formes “para que todo cambie y que todo siga igual”. Que ha garantit estabilitat i creixement durant anys. Es pactà la monarquia com a clau de volta del sistema, i els militars imposaren l’article 2. sobre “la indivisible unidad de España”. Sobre aquesta estructura es va construir la mitologia de “la transición ejemplar”.

Però això ha fet fallida i aquesta fallida ha posat de manifest que els poders de l’Estat estan a les mateixes mans que abans i que funcionen amb els mateixos criteris que abans.

– que els poders econòmics mai s’havien cregut allò de l’estat del benestar. La gestió de la crisi ha provocat un increment escandalós de les distàncies socials, s’ha imposat una reforma laboral que retalla conquestes que semblaven definitives, han augmentat els desnonaments etc.
-que en l’ordre polític s’ha deteriorat l’essència de la democràcia, la distinció entre els poders de l’Estat.
– que la història que s’ha explicat és falsa, la van escriure els guanyadors. Avui encara queden milers de morts a les cunetes amb l’explícita voluntat que quedin tancades per sempre.
– que el creixent moviment republicà qüestiona el Model d’Estat i que la monarquia ha perdut l’autoritat moral i la capacitat d’arbitratge.
– que la solució en el problema territorial la decisió del “cafè para todos” s’ha mostrat injusta i un niu d’enfrontaments.

I així en tantes altres dimensions. La transició va garantir que la oligarquia franquista pogués seguir determinant el futur.

De manera indirecta, amb el Referèndum es posen sobre la taula els principals fonaments sobre els que s’ha construir aquesta democràcia espanyola. I és obvi que aquests sectors faran tot el possible per impedir-ho.

Segon, sobre els condicionants de les esquerres.

La lluita per un món millor té moltes vessants: drets socials, de gènere i feminisme, de medi-ambient, de pau, del dret a la llibertat individua, de pluralisme en la manera de pensar, drets col•lectius, drets de les nacions. Contemplar la complexitat de la persona a l’exercici només d’una d’aquests drets és reduccionista.

Al llarg de la seva història, les esquerres, o algunes esquerres, per una lectura unilateral dels clàssics, han tingut dificultats per assumir els valors dels nous moviments socials que anaven apareixent: feminisme, ecologia, diàleg amb cristians, pacifisme, objecció de consciència, etc. És un error greu contraposar Drets Socials (laborals i els que corresponen a l’estat del benestar) a l’exercici del dret ala llibertat col•lectiva. La dignitat de la persona és un tot, indivisible.

Igual que al llarg de la història, a la crítica al model capitalista, l’esquerra ha incorporat com a patrimoni noves formes d’emancipació (feminisme, ecologia o pau) ara és hora de sentir com a propi el valor de l’emancipació com a poble.

El que passa ara a Catalunya no és un fet de la “burgesia”, és un fet sociològicament transversal. La defensa de la democràcia i participació és un fet transversal. I la defensa de la identitat de Catalunya com a nació és també un fet transversal que comparteix gent de diferents classes socials, ideologies, procedències i edat. Llegir el que passa a Catalunya com una manipulació de la dreta és resultat de prejudicis atàvics que no corresponen a la realitat.

Jaume Botey, Joan Josep Nuet i David Companyon

16 febrer 2018
by Nuet
Comentaris tancats a A Jaume Botey, tu ja no hi ets, Miquel Martí Pol

A Jaume Botey, tu ja no hi ets, Miquel Martí Pol

En record de Jaume Botey

Tu ja no hi ets i floriran les roses,
maduraran els blats i el vent tal volta
desvetllarà secretes melodies;
tu ja no hi ets i el temps ara em transcorre
entre el record de tu, que m’acompanyes,
i aquell esforç, que prou que coneixies,
de persistir quan res no ens és propici.

Miquel Martí i Pol

6 desembre 2017
by Nuet
Comentaris tancats a Entrevista a el Punt-Avui “No participarem en un Govern per fer la independència ni per blanquejar el 155”

Entrevista a el Punt-Avui “No participarem en un Govern per fer la independència ni per blanquejar el 155”

header_nuet_catalunya_comu_podem

JOAN JOSEP NUET NÚMERO 5 A LA CANDIDATURA DE CATALUNYA EN COMÚ-PODEM PER BARCELONA I LÍDER D’EUIA
“Puigdemont, a partir del 21-D, s’ha acabat”
“La CUP ha estat el partit que més ha cremat el terme procés constituent a Catalunya”

“Per ser independentista no s’ha de ser de la CUP o ERC, també es pot ser dels comuns”

“No participarem en cap govern per fer la independència ni per blanquejar el 155”

Joan Josep Nuet és el número 5 a la llista dels comuns per Barcelona Foto: JOSEP LOSADA.
Joan Josep Nuet és el número 5 a la llista dels comuns per Barcelona Foto: JOSEP LOSADA.
EMILI BELLA – BARCELONA
El coordinador general d’EUiA, Joan Josep Nuet, número 5 a la llista dels comuns per Barcelona, continua acusat en la macroquerella contra el procés pel seu paper com a secretari tercer de la mesa del Parlament.

El president hauria de tornar aviat?
El president haurà d’acabar tornant. El debat que hi ha ara és quan torna, no si torna. A més, el president, a partir del dia 21, s’ha acabat, perquè ell s’ha presentat a les eleccions i al febrer hi haurà un nou govern. Ara ja és expresident però al febrer ho serà d’una forma profunda.
Hi pot haver dos presidents legítims?
És claríssim que no. Puigdemont al mes de febrer no serà res. Jo crec que no serà president, que no serà conseller i que no serà diputat. T’imagines Puigdemont fent de conseller o de diputat? No serà res. Estem inflant un globus de nou que produeix en curt l’activació d’uns sentiments, però que a mitjà i a llarg termini és insostenible i, per tant, d’alguna forma estem enganyant la gent. Ho dic amb molt respecte, ell ho sap: hem tingut una relació cordial i sincera. Però realment està inflant un globus que no pot sostenir.
Però és candidat, dependrà del resultat electoral.
És candidat, però no pot ser president, perquè quan torni anirà a la presó i s’hi estarà mesos. El país no pot anar darrere de Puigdemont, ha de ser al revés. Cal un període d’estabilitat que no ve del discurs que està fent el president, sinó del que fem nosaltres, que ja ha ocupat la centralitat de la campanya. Aquestes eleccions, des del punt de vista de la influència política, ja les hem guanyades. ERC està anant al nostre discurs i el PSC també, que són els dos grans actors que s’han de posar d’acord. I no es posaran d’acord si nosaltres no hi som al mig.Ara bé, no participarem en cap govern que respongui a gestionar un bloc contra l’altre, no participarem en un govern per fer la independència ni per blanquejar el 155.
Equiparen el 155 i la DUI?
No. Hem posat molta més crítica, molta més, a denunciar el 155 que a criticar la DUI, però les dues coses són errors que es retroalimenten. El 155 va ser més dur i va tenir més suports al Senat i en la societat espanyola gràcies a la DUI.
Es pot ser equidistant entre Miquel Iceta i Oriol Junqueras?
No som equidistants; tots dos formen part del país i nosaltres també. Ser equidistant seria construir una cosa sense ells, al marge. Estan construint blocs per separat. El Miquel està esperant tenir el suport del PP i Ciutadans, i Junqueras, el de Junts per Catalunya i la CUP. Si guanya amb majoria absoluta un d’aquests dos blocs, la crisi catalana es perpetua i anem a eleccions de nou en un període que no serà llarg. El país s’enfonsarà i les conseqüències que tindrem seran pitjors que les actuals. L’única forma de trencar això és amb un govern transversal.
Necessàriament amb el PSC?
Ha d’estar format per independentistes i no independentistes.Evidentment, al PP i Cs no els comptem per a un govern, i veig la CUP amb poca voluntat de col·laborar. Al contrari, està esperant si hi ha un govern que no desenvolupa la República per anar a rebentar-lo. Aquests extrems, la CUP, Cs i PP, no els veig en un govern amb nosaltres; els altres components, és possible.
Voldria tornar a la mesa?
Sí, és una possibilitat. La persona del grup parlamentari que hi optarà seré jo, igual com Xavier Domènech serà el president del grup i Elisenda Alamany, la portaveu. És una cosa que tenim acordada.
Reivindica l’experiència de Catalunya Sí Que es Pot (CSQP) o més val girar full?
Hem de dimensionar què ha estat CSQP en la petita història d’aquests temps. Ha format part d’una fase de repensar l’esquerra catalana com a conseqüència del 15-M. Ha ocupat un paper que té importància, però no era una fase definitiva, era una prova en aquesta fase de construcció. De proves n’hi ha hagut diverses, a les europees vam anar separats, després van venir les municipals, amb el triomf de BComú, posteriorment hi va haver En Comú Podem amb les dues victòries electorals a les espanyoles i ara estem en la fase de Catalunya en Comú. És una llarga fase des del 2014 fins al 2017, tres anys en què s’han estat fent proves, invents, en el bon sentit de la paraula. Al final, Catalunya en Comú és un producte més afinat. Però perquè pugui existir, han hagut d’existir abans unes proves que han anat millor i altres, pitjor. Les proves no són dolentes, formen part de l’èxit. Part de l’èxit de Catalunya en Comú és també l’experiència de CSQP. Jo reivindico aquest llegat que està incorporat a Catalunya en Comú.
Per què En Comú Podem rebutja que els independentistes s’afegeixin al recurs al Tribunal Constitucional contra el 155?
Nosaltres també som independentistes: en la nostra base política i electoral, un terç també és independentista. Per ser federalista no s’ha de jurar damunt del document de Granada del PSOE i per ser independentista no s’ha de ser de la CUP o ERC, també es pot ser dels comuns. Però ens neguem que tingui premi una determinada gestió de la fase final del procés que va ser horrorosa. Les polítiques de JxSí en determinades fases del procés són part del problema, no la solució, i no podem donar cap missatge públic que aquestes polítiques es repetiran. Com que nosaltres no estem vinculats al 155, podem dir moralment més vestits que d’altres que necessitem que tothom sàpiga que es van equivocar. Perquè ells ho han dit amb la boca petita. Igual que el PSC ha de reconèixer que Catalunya no té futur sense dret a decidir, ERC i el PDeCAT han de reconèixer que la unilateralitat ens ha portat a una derrota que pot ser històrica i que ara hem d’arreglar el que ells van malmetre.
El procés constituent del qual són partidaris, no equival a unilateralitat?
No té per què. Nosaltres tenim al programa una agenda constituent, que vol dir definir el país que volem i després el seu encaix respecte altres pobles. Vam cremar una comissió d’estudi de procés constituent per les presses polítiques i el curtterminisme de la CUP, especialment, i de JxSí. La CUP ha estat el partit que més ha cremat el concepte procés constituent a Catalunya. Quan parlo dels errors del procés, la DUI n’és un, però n’hi ha més: cremar el concepte procés constituent. La CUP parla de la Catalunya popular, però no la de Bellvitge, ni la de Nou Barris, barris obrers i populars on el procés no hi entra. És una anomalia política de primer odre tan preocupant com l’autoritarisme de l’Estat, perquè consolida una Catalunya dual. Aquest és el primer problema que tenim.
ERC també hi vol arribar, a aquests barris, tothom hi vol arribar.
Sí, hi vol arribar però com el conqueridor, dient-los quin és el camí i per convertir-los a la religió correcta; quan és al revés: hem d’anar a aquests barris a escoltar, no a dir-los quina és la veritat. Aquests barris són catalans, saben el que volen i la seva vida és molt dura. Sí, a la nit veuen Telecinco i no llegeixen premsa i possiblement a casa seva no tenen internet, però s’aixequen a les cinc del matí per anar a treballar o potser no tenen feina. Aquesta Catalunya hauria de palpitar pel procés, però al contrari, en alguns llocs han penjat la bandera borbònica al balcó perquè el que han rebut del procés són males impressions, se senten exclosos i maltractats perquè no se’ls inclou com a catalans. La seva identitat no la canviaran perquè algú vagi a aquell barri i els alliçoni. Jo parlo des de dins del procés, soc fill de Reus, on el procés és al centre. El que se’ls vol vendre amb la idea d’eixamplar la base de l’independentisme és un gravíssim error.

27 novembre 2017
by Nuet
Comentaris tancats a Avui Xavi Domènech ha presentat “Una nova agenda per a Catalunya” Aquí la nota de premsa d’aquesta presentació

Avui Xavi Domènech ha presentat “Una nova agenda per a Catalunya” Aquí la nota de premsa d’aquesta presentació

LLENGUA CATALANA

Xavier Domènech: “A Catalunya cal un Nou Acord polític, social i nacional que obri un marc constituent”
27-11-2017

El candidat de CatECP aposta també per més autogovern i una relació bilateral amb l’Estat, aconseguir sobiranies com una Hisenda pròpia, i un Pacte de Claredat que defineixi com dur a terme el referèndum

Un Nou Acord català. Aquesta és la proposta que ha llançat avui el candidat a la presidència de la Generalitat de Catalunya en Comú – Podem (CatECP), Xavier Domènech, durant l’entrevista que li ha fet la periodista Milagros Pérez Oliva al centre cívic Parc Sandaru. “A Catalunya cal un Nou Acord polític, social i nacional que obri un marc constituent de reconeixement dels drets socials i civils”, ha dit Domènech, que ha subratllat que a Catalunya hi ha una àmplia majoria social “que vol decidir el seu futur i que sap que l’estat autonòmic per l’encaix de Catalunya no serveix”. Hem de poder construir un Nou Acord des d’aquestes amplíssimes majories”, ha insistit.

Entre altres aspectes, Domènech ha plantejat com a elements d’aquest acord una “Hisenda pròpia i solidària per solucionar el problema del finançament”. També “un reconeixement vinculant dels drets socials, ambientals i econòmics”, “blindar el model lingüístic i educatiu” i fer “una aposta clara per una nova arquitectura institucional des del municipalisme, que és des d’on es practica la democràcia real”. “El Nou Acord hauria de ser aprovat per una àmplia majoria de Catalunya, mai més ens hem de deixar mig país enrere”, ha dit Domènech en referència als fulls de ruta que ens han dut a ” una unilateralitat que no és només és una estratègia fracassada, sinó que s’ha fet contra la meitat de Catalunya”.

Domènech ha explicat que CatECP seguirà treballant per la celebració d’un referèndum acordat per assegurar les màximes garanties democràtiques, que interpel·li a les majories i tingui reconeixement internacional. Per a aconseguir-ho, ha interpel·lat a totes les forces democràtiques a unir-se mitjançant un “Pacte de Claredat” a Catalunya que concreti aspectes com “com ha de ser el referèndum i quin procediment de realització i implementació ha de tenir” per tal d’assolir “legitimitat”. Paral·lelament, s’ha compromès a impulsar una Llei de Claredat al Congrés dels Diputats que permeti la realització del referèndum.

19 novembre 2017
by Nuet
Comentaris tancats a Letra de la canción “Todo cambia” cantada por Mercedes Sosa y compuesta por el chileno Julio Nunhauser

Letra de la canción “Todo cambia” cantada por Mercedes Sosa y compuesta por el chileno Julio Nunhauser

CdC 7
Todo cambia
Mercedes Sosa

Cambia lo superficial
Cambia también lo profundo
Cambia el modo de pensar
Cambia todo en este mundo
Cambia el clima con los años
Cambia el pastor su rebaño
Y así como todo cambia
Que yo cambie no es extraño
Cambia el mas fino brillante
De mano en mano su brillo
Cambia el nido el pajarillo
Cambia el sentir un amante
Cambia el rumbo el caminante
Aúnque esto le cause daño
Y así como todo cambia
Que yo cambie no es extraño
Cambia todo cambia
Cambia todo cambia
Cambia todo cambia
Cambia todo cambia
Cambia el sol en su carrera
Cuando la noche subsiste
Cambia la planta y se viste
De verde en la primavera
Cambia el pelaje la fiera
Cambia el cabello el anciano
Y así como todo cambia
Que yo cambie no es extraño
Pero no cambia mi amor
Por mas lejo que me encuentre
Ni el recuerdo ni el dolor
De mi pueblo y de mi gente
Lo que cambió ayer
Tendrá que cambiar mañana
Así como cambio yo
En esta tierra lejana
Cambia todo cambia
Cambia todo cambia
Cambia todo cambia
Cambia todo cambia
Pero no cambia mi amor
Compositors: Julio Numhauser

5 octubre 2017
by Nuet
Comentaris tancats a Editorial de La Realitat de Comunistes; Unidad en defensa de las instituciones catalanas

Editorial de La Realitat de Comunistes; Unidad en defensa de las instituciones catalanas

Unidad en defensa de las instituciones catalanas
Editorial de www.realitat.cat, órgano de expresión de Comunistes de Catalunya
5 de octubre de 2017

Cataluña ha vivido en los últimos días una movilización popular sin precedentes en defensa de la democracia y el derecho a la autodeterminación. Ha sido una movilización de dimensiones gigantescas, absolutamente unitaria y transversal, que ha unido a personas de sectores sociales muy variados, a organizaciones sociales y políticas muy diferentes, a personas partidarias de la independencia y a muchas otras que, sin serlo, se han sentido apeladas a movilizarse en defensa de valores fundamentales y como muestra de rechazo a la intransigencia y la represión del Estado.

La victoria de la organización popular

La jornada del 1 de octubre y el paro de país del día 3 marcan un importante hito de la sociedad catalana, después del cual ya nada volverá a ser lo mismo. Ciertamente, la pluralidad y diversidad de esta movilización han sido determinantes para su éxito. Todas las personas y organizaciones que han participado, lo han hecho desde la legítima subjetividad de sus convicciones, en el marco de estrategias políticas muy diferentes y, incluso, opuestas en ciertos aspectos centrales. Todas, sin embargo, compartían un conjunto mínimo de principios sobre los que ha sido posible forjar esta positiva unidad.

El éxito de la movilización supone una victoria del pueblo de Cataluña en su conjunto, una victoria moral, pero también organizativa y política. Supone el reconocimiento internacional de la existencia de una “cuestión catalana” y pone en evidencia la escasa calidad democrática del sistema institucional español. Ha supuesto colocar Cataluña como vanguardia y referente de las luchas populares y democráticas del mundo, una posición que hay que administrar con cuidadosa responsabilidad.

La reacción del Estado sólo ha sido la represión

En respuesta a este movimiento, España sólo ha reaccionado con represión. Primero con la instrumentalización de los tribunales y los medios de comunicación de masas, después con la utilización de las fuerzas policiales para la represión de la ciudadanía organizada. Ésta no ha sido sólo la respuesta de un gobierno reaccionario puntual, sino la de todo el aparato de un Estado absolutamente cohesionado en su posicionamiento contrario al diálogo.

Ha sido el gobierno del Partido Popular el que ha dado la orden de reprimir, pero lo ha hecho con el apoyo de una parte importante de la oposición parlamentaria y con la absoluta complicidad del resto de poderes. El PSOE, sólo ha sido capaz, hasta el momento, de cuestionar la conveniencia y la proporcionalidad de la represión y los únicos posicionamientos contrarios han llegado de Izquierda Unida y de Podemos, así como de las fuerzas políticas nacionalistas vascas y gallegas.

El conflicto ha sacado a la luz de manera abierta a la extrema derecha franquista latente. Por si todo esto fuera poco, el ciclo represivo ha culminado con un discurso de Felipe VI completamente cerrado a cualquier diálogo, que niega la existencia de Cataluña como sujeto político y legitima cualquier represión para garantizar el marco constitucional del régimen.

La fría reacción de una UE en descomposición

Aunque los medios internacionales han hecho un amplio eco de la represión policial durante la jornada del 1 de octubre y ésta ha sido rechazada de forma unánime,todo ello no ha hecho variar ni un poco la posición de la UE y de la mayoría de Estados de la comunidad internacional. Este sigue siendo un problema interno de España que debe resolverse en el marco constitucional, para el imperialismo otanista.

Las esperanzas de que la represión desencadenara una condena hacia España y forzara una intervención de la UE en defensa de al derecho a la autodeterminación de Cataluña, no se han visto satisfechas. La UE se ha revelado como lo que es, un instrumento del imperialismo financiero para la opresión de los pueblos. No es de esperar que esta actitud varíe, ni siquiera si la represión aumenta.

La UE cuenta actualmente entre sus miembros y entre sus aliados preferentes con numerosos Estados de escasa calidad democrática, caracterizados por su talante represivo, como Polonia, la República Checa, Turquía o Ucrania. Para el imperialismo, es sostenible y preferible una España represiva que garantice el desarrollo del sistema capitalista y la correcta aplicación de las políticas especulativas.

La posición de la UE se explica también por su crisis interna, arrojada a una fase descomposición difícilmente reversible. El Brexit, el ascenso de la extrema derecha y del euroescepticismo son sólo algunas manifestaciones visibles de este dinámica que ya está en marcha. La emancipación nacional de Cataluña, en un proceso de profundización democrática y social, sólo aceleraría esta descomposición y podría tener otras consecuencias indeseables para la UE. Al mismo tiempo, la crisis de la UE es un síntoma de una transformación más profunda: el hundimiento de la hegemonía occidental y el ascenso de una nueva multipolaridad que tiene su eje principal en el continente asiático.

Unidad en defensa de las instituciones catalanas

La situación actual tiene una salida compleja. Por un lado tenemos el Estado español, no al pueblo español, sino al Estado como estructura, un régimen tiránico y corrupto, surgido de las migajas de la dictadura franquista, que nunca ha llegado a ser una auténtica democracia, que camina con botas militares y que sostiene su legitimidad en la violencia y la opresión. Un Estado dirigido por un gobierno reaccionario y corrupto, que no cree en la democracia y instrumentaliza todas las instituciones políticamente con total impunidad. Un Estado que lanza a unos cuerpos policiales con brutalidad contra la población civil y pacífica.

Por otro lado, tenemos a Cataluña, un pueblo trabajador hecho de personas trabajadoras. Un pueblo explotado durante siglos por regímenes tiránicos y corruptos, un pueblo unido por una lengua, sino por dos, por una cultura y por una conciencia colectiva. Un pueblo que dispone de un proto-estado: con un parlamento soberano, con un gobierno propio, con un tribunal supremo y un código civil específico, con un cuerpo policial nacional, con un rico y activo tejido social. Un pueblo con voluntad de ser. Un pueblo indignado, un pueblo alzado, un pueblo sublevado que ha escogido de guía la persistencia. Un pueblo que, en el fondo, no está solo en su lucha porque cuenta con una gran solidaridad entre las clases populares de todo el Estado, víctimas de la misma opresión.

Todo parece indicar que la voluntad de los poderes del Estado es atacar al conjunto de instituciones catalanas, al amparo de una legislación que está específicamente diseñada para evitar cualquier intento de secesión y gracias al pretexto que le proporciona, a su entender, el movimiento soberanista catalán. No existen elementos para pensar que estén dispuestos a negociar una salida pactada o un referéndum, cuando son perfectamente conscientes de que la correlación de fuerzas interna y externa les deja mucho margen para la ofensiva y para la represión. Al contrario, han demostrado tener la convicción de que el único perdedor de esta batalla puede ser el pueblo de Cataluña.

En este sentido, la posibilidad de una Declaración Unilateral de Independencia que intentara legitimarse en la validez del referéndum del 1 de octubre, otorgaría al régimen un pretexto perfecto para ascender el nivel de su ofensiva represiva. La actuación judicial previa y la brutal represión policial durante la jornada de votación no han invalidado la legitimidad de la movilización, pero si que arrebataron cualquier posibilidad de que el resultado fuera reconocido como válido por la comunidad internacional.

Así, la estrategia unilateral ha topado con un muro que resulta insuperable con la actual correlación de fuerzas. No sólo eso, sino que el éxito de la movilización masiva de estos últimos días ha despertado una reacción muy amplia que podría llegar a amenazar las instituciones catalanas. Ciertamente, existe dentro del independentismo un sector importante que considera que el peor escenario de represión es la mejor oportunidad para la independencia efectiva, pero estos planteamientos ignoran de manera irresponsable la experiencia de lucha del pueblo de Euskadi.

En este contexto, se impone la unidad en la defensa de los valores democráticos y las instituciones catalanas, unas instituciones que unen y representan a una amplia mayoría popular y que conforman un consenso mayoritario en torno a principios republicanos y antifascistas, el reconocimiento de Cataluña como sujeto nacional y la defensa del ejercicio del derecho a la autodeterminación. Se impone la profundización en las alianzas del movimiento popular catalán con el resto de movimientos populares que luchan por la ruptura democrática y la superación del régimen del 78. Se impone, en definitiva, la profundización en los procesos constituyentes que pueden hacer posible esta ruptura. La viabilidad de la República Catalana que defendemos está estrechamente vinculada al desarrollo de un proceso de ruptura en el conjunto del estado.

La emancipación nacional de Cataluña es inseparable de la emancipación social de la clase trabajadora y las clases populares que conforman la mayoría de la ciudadanía. Una ciudadanía mayoritariamente precarizada y abocada a la pobreza asalariada, como consecuencia de políticas activas de desindustrialización, deslocalización y privatización de recursos públicos. Esta emancipación es un objetivo que solicita de una estrategia de profundización democrática a largo plazo y, a pesar de que a alguien le cueste aceptarlo, también de una estrategia de confrontación de clase.

18 setembre 2017
by Nuet
Comentaris tancats a El futur truca a la porta, obrim? o cal esperar? “Viure el moment, construir el futur; ara Catalunya”

El futur truca a la porta, obrim? o cal esperar? “Viure el moment, construir el futur; ara Catalunya”

Viure el moment, construir el futur; ara Catalunya
Els moments que viu el país poden ser per alguns preocupants, en el sentit que tot està canviant massa de pressa i, pot ser, enyoren l’estabilitat del passat. No es el meu cas, crec que estem construint avui amb les nostres actituds i les nostres decisions la Catalunya que truca a la porta.
Massa temps hem patit un sistema polític, econòmic, social, territorial i democràtic en que tot era predicible, en el seu dia superador d’una de les dictadures mes sanguinàries d’Europa però amb el temps cotilla de tants anhels i esperances de pobles i classes populars. Ara toca dissenyar el futur, toca constitutivament repensar un esdevenir que els grans poders polítics i econòmics ja havien decidit per nosaltres. I si, es el moment de tenir somnis, si somnis d’aquells que tant de temps ens van dir que tenien que quedar al calaix i que eren impossibles.
Sempre tindrem temps d’acceptar una mica d’aigua al vi si les correlacions de forces ens ho imposen, els nostres pares i avis saben bé que pot aigualir-se la utopia, però, que no siguem nosaltres, que no siguin els nostres els que comencin amb la cantarella de que no toquem de peus a terra.
Ara toca liderar el canvi, no frenar-lo, ara toca sortir al carrer, no quedar-se a casa, ara toca proposar no dir no tantes vegades com preguntes ens facin. A Amèrica Llatina van contemplar com partits teòricament revolucionaris van observar els canvis més espectaculars als seus països en dècades, per la tele. No ens quedem amb el dit mirem la lluna i seguim les passes que Joan Fuster ens va ensenyar per entendre en temps moderns com es construeix la nova hegemonia “la política o la fas o te la fan”.CdC 2

10 setembre 2017
by Nuet
Comentaris tancats a COMUNISTES DE CATALUNYA DAVANT DE L’1 D’OCTUBRE

COMUNISTES DE CATALUNYA DAVANT DE L’1 D’OCTUBRE

image
COMUNISTES DE CATALUNYA DAVANT DE L’1 D’OCTUBRE
A la reunió del Comitè Central del Partit del 7 de juliol va aprovar-se aquest posicionament que s’ha referendat a la llum dels esdeveniments al Comitè Executiu el 8 de setembre.
El Congrés ha revalidat l’aposta dels i les comunistes per la política de la República Catalana Lliurement Federada en el projecte de la República Federal Plurinacional dels pobles d’Espanya, que significa una aposta per la ruptura democràtica amb el Règim del 78 i el desenvolupament de processos constituents a Catalunya, Espanya i Europa que els volem coordinats i d’efectes multiplicadors els uns en els altres.
El nostre espai polític és la fotografia de la Catalunya real que fa compatibles identitats nacionals diverses, reforçant els drets de ciutadania i els valors de classe, i lluny que aquesta pluralitat representi divisió o indefinició, constitueix la riquesa amb la qual cal construir un Full de Ruta alternatiu al que lidera la dreta catalana i que representi especialment els interessos de les classes populars.
El Partit referma la defensa del Dret d’Autodeterminació del poble de Catalunya i creu que les condicions objectives per la seva realització han arribat i que les institucions catalanes compten amb la legitimitat democràtica per fer-lo efectiu.
L’única manera d’exercir aquest dret és a través d’un Referèndum efectiu que compti amb totes les garanties democràtiques perquè el poble pugui expressar lliurement la seva opinió. Aquest referèndum a més d’expressar l’opinió veritable del poble de Catalunya s’ha de desenvolupar en condicions democràtiques perquè pugui ser acceptat pel conjunt del poble independentment del resultat que manifesti.
Per Comunistes de Catalunya no són les prohibicions o sancions del Govern del PP i dels seus instruments judicials polititzats (TC i fiscalies) el problema, ja que un projecte revolucionari és consubstancial a la ruptura de l’ordre constituït, el nostre afany és mantenir la cohesió de la classe i la unitat popular (un sol poble) entorn aquest procés i això és el que ens fa posicionar tàcticament respecte a les concrecions i el seu calendari.
Comunistes de Catalunya denuncia les visions polítiques que neguen el dret d’autodeterminació al poble de Catalunya, denuncia la lectura recentralitzadora del text constitucional del 78 que ja permetria un referèndum ara, però recorda, que tant el cop reaccionari que va significar la sentència del TC contra l’Estatut referendat en referèndum pel poble de Catalunya (2006) com la reforma exprés del mateix per introduir-hi preceptes neoliberals de gestió econòmica ( 2011), demostren la necessitat de superar aquest marc constitucional des dels àmbits econòmic i social, democràtic i territorial.

Així doncs i tot recordant el nostre mandat en forma constituent de la República Catalana com l’encaix fraternal en el projecte plurinacional de la República Federal diem:

• Les condicions per reconèixer la jornada de l’1 d’Octubre com un referèndum d’autodeterminació efectiu no es donen, especialment per la manca d’inclusió en el mateix d’una part substancial de la societat catalana que pensa que només la visió independentista està expressada en el referèndum anunciat pel Govern de Catalunya. La unilateralitat respecte al Govern del PP per nosaltres no és un problema, la unilateralitat vers una part substancial del nostre poble, sí.
• El lideratge del PDeCat al Govern i la seva vinculació al procés vicia el mateix i dificulta aquesta inclusió, ja que recorda de forma continuada les retallades i els casos de corrupció, també que el calendari i el full de ruta de JxS i la CUP és electoralista i al servei de mantenir una majoria parlamentària i de gestió de la crisi de la reconversió de la vella CiU en PDeCat. També la negativa del Govern del PP a autoritzat el referèndum comporta que la majoria institucional independentista catalana rebregui els mecanismes democràtics i parlamentaris sota paràmetres molts d’ells inacceptables per la vulneració de garanties democràtiques.

• El PP constitueix el principal factor immobilista al negar tot diàleg per un referèndum i amb ell els sectors i lideratges més oligàrquics i reaccionaris a l’Estat Espanyol, tots, contra l’1 d’Octubre. Això i la possibilitat d’un augment de la intensitat dels actes repressius i de més judicialització d’actors polítics catalans comportarà que molts sectors no independentistes participin amb un vot de protesta l’1O, sempre en el cas que la diligència governativa catalana i la limitada repressió possibilitin que l’1O es pugui votar.

• Comunistes de Catalunya cridem a la participació en forma de mobilització l’1 d’Octubre i que, si finalment es pot votar, els nostres militats puguin fer-ho de forma lliure com a acte de protesta, ja que recordem no reconeixem la jornada com a referèndum i per tant no reconeixem el seu resultat com l’opinió majoritària del poble autodeterminat de Catalunya.

• Cal posar dempeus un Full de Ruta alternatiu que el dia 2, tenint en compte la jornada de l’1O, desenvolupi el procés constituent que redefineixi el calendari polític a Catalunya de forma conseqüent amb una majoria popular i amb l’impuls fratern i plurinacional dels altres pobles germans.