MANI MADRID CCOO-UGT

Toxo (CCOO): “No nos gustan las amenazas, actuaremos con responsabilidad pero no vamos a admitir una retórica de izquierdas en una política de derechas… en ese caso canalizaremos esta movilización en otro sentido

Multitudinaria manifestación en Madrid en defensa de una salida justa de la crisis

CC.OO. y UGT superan la concentración contra el decretazo de Aznar  |  Méndez advierte que van a hacer todo lo posible por recuperar el diálogo social  |  Toxo advierte al Gobierno que no tolerará una retórica de izquierdas envuelta en una política de derechas

MAR DÍAZ-VARELA | Madrid | 12/12/2009|

Varios miles de personas salieron a la calle en Madrid en defensa de una salida justa de la crisis económica. Una manifestación que superó la realizada en 2002 contra del “decretazo” del Gobierno Aznar para cambiar la reforma laboral, aunque no llegó a la del 14-D de 1988, que seguirá siendo la mayor movilización de la democracia.

“ÉCHALE HUEVOS A LA CRISIS”

Entre los manifestantes, la Federación de Industria de CCOO ha montado una especie de escenario portátil en la que aparecen las caras del presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, del líder del PP, Mariano Rajoy, y del máximo dirigente de la CEOE, Gerardo Díaz Ferrán.

Los sindicalistas regalan huevos para que sean lanzados contra la cara del que se prefiera y con el siguiente motivo: “échale huevos a la crisis”.



Con esta concentración los sindicatos CC.OO y UGT han demostrado su poderío, ahora “vamos a recuperar el diálogo social para inyectar confianza en la economía, que es hermana de la equidad… Queremos un sacrificio equitativo en la salida de la crisis”, afirmó el secretario general de UGT, Cándido Méndez.

Tal como dijo el secretario general de CC.OO. Ignacio Fernández Toxo, “antes de final de año nos sentaremos a negociar para buscar alternativas en otra dirección. No nos resignamos a que reforma laboral sea sinónimo de precarización de las condiciones de trabajo. No nos resignamos a que la recuperación de la productividad sea sinónimo de reducción de la protección social”. Toxo acabó su discurso con una advertencia clara al Gobierno. “No nos gustan las amenazas, actuaremos con responsabilidad pero no vamos a admitir una retórica de izquierdas en una política de derechas… en ese caso canalizaremos esta movilización en otro sentido”, en clara referencia a una huelga general.

Doce jóvenes encabezan la manifestación portando estandartes con las principales reivindicaciones sindicales. “Recuperar el diálogo social. Negociar un acuerdo plurianual que flexibilice la negociación colectiva. Reorientar los servicios públicos de empleo.

Reconsiderar el sistema fiscal para que sea más equitativo. Nuevos programas de inversión pública en infrarestructuras. Más centros educativos y sanitarios públicos. Desarrollar ley de dependencia. Revisar el sistema financiero para que fluya el crédito a empresas y familias. Cambiar el patrón de crecimiento hacia una base social sólida. Nuevo marco regulador de la política energética. Mejorar la formación profesional. Fortalecer el sistema público de pensiones e integrar el regímen agrario en la Seguridad Social”.

Los sindicatos movilizaron a varios cientos de miles de trabajadores, muchos de ellos víctimas de la reconversión y el ajuste en grandes empresas indus

Comments are closed.