Debate sobre el voto de los españoles residentes en el exterior y la reforma de la Ley Orgánica del Régimen Electoral General (LOREG)

Grupos parlamentarios durante su intervención en el CGCEE

Intervención en la Comisión de Asuntos Exteriores del Congreso en el debate de una Proposición no de Ley sobre la Reforma de la LOREG
Nuestro grupo parlamentario va a votar favorablemente esta iniciativa. Como muy bien decía la señora Oramas, ayer algunos portavoces tuvimos el honor de poder intervenir delante de los consejeros reunidos en el Consejo General de la Ciudadanía Española en el Exterior y escuchamos, de forma unánime, las quejas repetidas de los españoles residentes en Argentina, en Bélgica, en Estados Unidos y en muchísimos lugares del mundo, que habían hecho el esfuerzo de desplazarse a Madrid en este encuentro anual que se celebra de forma regular. Evidentemente nosotros en su día votamos en contra de esta reforma que propició el Gobierno Socialista y al cual le dio pleno apoyo en el Grupo Popular y hoy evidentemente seguimos exigiendo una reforma de la LOREG adaptaba a los tiempos reales, no ya en un debate teórico, como el que hicimos hace algunos años, sino con un debate -como muy bien recordaba el señor Xuclà- a la luz de los datos electorales de participación de los últimos años. El hecho de que esta reforma haya hundido la participación electoral de los españoles en el exterior, que más del 90% del voto de los españoles residentes en el exterior haya desaparecido, ya es una razón suficientemente poderosa para instar a una reforma inmediata de esta ley. El Grupo Popular no se define, no acaba de decirnos si sí o si no, si no o si sí, ha dado a entender -como ayer mismo el diputado ponente daba a entender delante de este consejo- que la reforma va a seguir adelante. Pero el Partido Popular solo tiene prisa en reformar la ley electoral para blindar a sus alcaldes, sobre lo cual no hay ninguna necesidad social, y en cambio no tiene ninguna prisa para reformar la ley electoral para permitir el voto de los españoles residentes en el exterior, que son también españoles de primera, igual que los que residen en España, no son españoles de segunda. Por tanto, los términos son perfectamente razonables y vamos a dar pleno apoyo a esta iniciativa. Debo recordar que en esta Comisión ya hemos discutido este tema y lo hemos votado, el Grupo Popular votó en contra. En la Comisión Constitucional hemos votado también proposiciones no de ley en los mismos términos, el Grupo Popular votó en contra. Y estoy absolutamente esperanzado en que hoy el Grupo Popular nos dé una muestra de racionalidad y de que finalmente se convenza y vote a favor.

Información en el periódico digital “La Región Internacional” http://www.laregioninternacional.com/

PP desoye el clamor del C.G.C.E.E. y vota contra reformar la LOREG en la Comisión de Exteriores

Almudena Iglesias 25/09/2014 11:46 h.

El voto en contra del Partido Popular en la Comisión de Exteriores en el que se debatió la reforma de la Ley Electoral a iniciativa del Grupo Mixto, en concreto de Coalición Canaria, supone un nuevo varapalo para los españoles residentes en el exterior. Ésta asunto fue, precisamente, el punto más controvertido de cuantos se trataron en el reciente Pleno del Consejo General de la Ciudadanía Española en el Exterior, ya que la vulneración de derechos civiles que significa, es considerado como intolerable por los representates de los españoles residentes en el exterior.
La paradoja más cruel de ésta incomprensible situación es que los Consejeros, independientemente de su ideología política, están de forma unánime a favor de recuperar los derechos civiles que habían disfrutado hasta antes de la última reforma de la LOREG, e incluso Consejeros del PP, o afines al partido en el Gobierno, están a favor de cambiar la LOREG para facilitar el voto emigrante. En éste mismo sentido, el propio Director General de Migraciones, Aurelio Miras Portugal, destacó en una de sus alocuciones finales, que el Parlamento de Galicia, en su día había aprobado, por unanimidad, pedir que no se limitasen los derechos cívicos de los residentes en el exterior.

Ésta proposición no de Ley fue presentada por la diputada canaria Ana Mª Oramas quien señaló que: “La modificación de la Loreg supuso la introducción del voto rogado por lo tanto prácticamente la desaparición del voto de los españoles en el exterior en la vida política española, sea cual sea el tipo de consulta y también, por otro lado, la desaparición del derecho de voto municipal. El voto rogado fue un pacto PSOE-PP, al que nos opusimos en aquel momento Izquierda Unida y Coalición Canaria y el tiempo ha demostrado que fue un error. Ese error ha sido reconocido por los representantes del PP y del Partido Socialista ante la emigración”.

El portavoz del Grupo Socialista Miguel Angel Cortizo, que votó a favor de la reforma, justificó su voto diciendo que: “Sí el objetivo es mejorar la representación y la participación de la ciudadanía española en el exterior, habrá que abordar la eliminación del voto rogado. Pero también habrá que abordar más pronto que tarde y muy a fondo, la cuestión del voto exterior”.

Para el diputado de Izquierda Plural Joan Nuet que votó a favor de la reforma: “El hecho de que ésta reforma haya hundido la participación electoral de los españoles en el exterior, que más del 90% del voto de los españoles residentes en el exterior haya desaparecido, ya es una razón suficientemente poderosa para instar a una reforma inmediata de esta Ley”.

El diputado Jose Ignacio Landaluce fue el encargado de exponer la posición y voto en contra de los populares, señalando que: “El Partido Popular abrió el pasado mes de marzo un proceso de diálogo con los grupos políticos en el Congreso en torno a medidas de regeneración democrática; entre ellas se incluían medidas relativas al sistema electoral que quedaron incluidas en esta forma de diálogo de regeneración democrático. En este mes de septiembre se ha retomado esta negociación y se ha convocado a las fuerzas políticas a un gran pacto de regeneración”.

A los representantes de los más de 2 millones de españoles residentes en el exterior, de los cuales más de un millón y medio tiene derecho a voto, les resulta a todas luces incomprensible la ‘maraña’ política en la que se ha ‘enrocado’ el PP con éste asunto, pero sin olvidar que éste despropósito, el del voto rogado, fue por obra y gracia de una difícilmente explicable ‘pinza’ contra el voto emigrante en la que participaron PP, PSOE, CiU y PNV, con la frontal oposición de Izquierda Unida, UPyD, BNG y Coalición Canaria.

Comments are closed.